El Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz proporciona las reseñas contenidas en este Boletín como un servicio a la comunidad psiquiátrica. Estos contenidos provienen de material publicado en otras revistas especializadas en este campo y no son producto de la opinión o de la posición del Instituto a menos que se estipule específicamente. El Instituto no patrocina productos, corporaciones ni organizaciones y está libre de cualquier responsabilidad.

Vol. 30 Núm. 5 (2019): Información Clínica

La eficacia de los tratamientos antipsicóticos durante la fase aguda de la esquizofrenia es aún incierta. El objetivo del presente estudio fue evaluar la tasa de respuesta a un primer y segundo antipsicótico, así como la tasa de respuesta y calidad de la misma con el uso de una combinación de antipsicóticos en caso de ausencia de respuesta con la primera estrategia de tratamiento, en pacientes con esquizofrenia ingresados por primera vez (fase aguda). Participó un total de 660 pacientes, de los cuales 58.5% respondió al tratamiento con un primer o segundo antipsicótico; de los no respondedores 89.8% mostró importante mejoría al utilizar la combinar de antipsicóticos como estrategia terapéutica. La tasa de efectos adversos en aquellos que recibieron politerapia no fue elevada al compararla con la del grupo de pacientes que recibieron monoterapia, y no se observó ningún efecto adverso grave. En los pacientes que no responden a un primer o a un segundo antipsicótico, la politerapia es una opción eficaz y bien tolerada.

35-36

El tratamiento antipsicóticoha probado su eficacia para la reducción de la sintomatología positiva; sin embargo esta primera línea de tratamiento muestra resultados ambiguos para mejorar las fallas neurocognitivas en esta población. Se evaluó un total de 114 pacientes divididos en dos grupos: FGA=52, SGA=62.Se aplicó una evaluación cognitiva previa a la primera toma de medicamento, en la semana seis y en la semana 24 del ensayo. Los resultados muestran un efecto de pequeño a moderado de los antipsicóticos de segunda generación para mejorar los síntomas cognitivos en un periodo de 24 semanas. Los datos ofrecidos en este estudio replican los hallazgos sobre el beneficio de la olanzapina, la quetiapina y el aripiprazol, y la superioridadde estos medicamentos para mantener las funciones cognitivas generales.

37-38

Se realizó un estudio observacional mediante el uso de registros finlandeses que incluyó a todos los pacientes con esquizofrenia atendidos de forma intrahospitalaria en el periodo de 1972-2015 (n=62250). Se comparó el riesgo de recaída con 29 tratamientos distintos (monoterapias y combinaciones de dos antipsicóticos). Se realizaron análisis mediante regresión de Cox. La clozapina más el aripiprazol fue el tratamiento asociado al menor riesgo de rehospitalización, la clozapina fue la monoterapia más efectiva y la única que alcanzó los mejores 10 lugares.Los resultados fueron consistentes en todos los análisis. Aunque los resultados no indican que todos los tipos de polifarmacia son beneficiosos, los autores sugieren que las guías de tratamiento deben modificar la recomendación categórica de evitar todo tipo de polifarmacia antipsicótica.

39-40

La presencia de los síntomas psicóticos subumbrales (STPS) antes del inicio franco de la psicosis predice una menor adherencia del tratamiento. En este estudio se exploran los posibles predictores de la no adherencia y si esta difiere entre pacientes con un primer episodio psicótico (FEP) con y sin STPS previos al inicio. Se comparó la adherencia a la medicación antipsicótica en 263 sujetos con STPS + y 158 sujetos sin STPS - en un programa de intervención temprana para FEP. Los datos se obtuvieron de un estudio observacional más amplio realizado entre 2003 y 2016. Los pacientes con FEP que experimentan STPS previos al inicio de la psicosis, tienen más probabilidades de no continuar con los fármacos antipsicóticos después de dos años de intervención. Se recomienda la evaluación rutinaria de los STPS en los programas de FEP para brindar tratamientos más personalizados, que involucren tanto a los pacientes como a los familiares desde el comienzo de la atención.

41-42

Ver todos los números