El Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz proporciona las reseñas contenidas en este Boletín como un servicio a la comunidad psiquiátrica. Estos contenidos provienen de material publicado en otras revistas especializadas en este campo y no son producto de la opinión o de la posición del Instituto a menos que se estipule específicamente. El Instituto no patrocina productos, corporaciones ni organizaciones y está libre de cualquier responsabilidad.

Vol. 32 Núm. 9 Septiembre (2021): Información Clínica

La inclusión del Trastorno de Estrés Postraumático complejo en la CIE-11 representa un importante avance en el área de la psicotraumatología; el diagnóstico surge en respuesta a la necesidad clínica de describir las dificultades observadas comúnmente tras la exposición a eventos traumáticos predominantemente de naturaleza interpersonal. En esta revisión se pretenden exponer las características de este trastorno, su evolución a través del tiempo, algunos enfoques terapéuticos y las numerosas líneas de investigación futura relacionadas con el tema.

65-66

El Trastorno por Estrés Postraumático Complejo (TEPC) es un trastorno cuya inclusión en su edición 11 (CIE-11) ha sido propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un derivado del Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT) del DSM, con el propósito diagnóstico de incluir aquellos pacientes con TEPT que tienen antecedentes de múltiples y sostenidos traumas además de un deterioro funcional mayor.

67-68

La heterogeneidad de los síndromes psiquiátricos ha llevado a definir subgrupos con características compartidas que permitan una agrupación más homogénea, con fiabilidad y validez y que conlleven utilidad pronostica y terapéutica. En el caso del TEPTC, se trata de identificar una población que, además de los síntomas clásicos, presente profundas alteraciones en la regulación afectiva, en las habilidades interpersonales y en el concepto del “self”. Se teoriza que a estas “alteraciones en la autoorganización” subyace un trasfondo de negligencia emocional en etapas tempranas del desarrollo de estas habilidades. Esta negligencia incluye, pero no se limita, a traumas y malos tratos repetitivos, desatención parenteral y abusos. Así, cuando el cerebro, ya lastimado, de un individuo con este historial se expone a un evento traumático, es más probable que manifieste un síndrome que puede ser satisfecho por el constructo de TEPTC.

69

El Trastorno de Estrés Postraumático Complejo (TEPTC) es un constructo, propuesto en la última edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11), que considera para su diagnóstico los criterios del Trastorno de Estrés Postraumático (TEPT) y, adicionalmente, la presencia de alteraciones en la regulación afectiva de la autoimagen y de las relaciones interpersonales. A diferencia del TEPT definido por los criterios de la CIE-11, se ha reportado que el TEPTC se caracteriza por presentar mayor experimentación de síntomas disociativos, depresivos y del trastorno límite de la personalidad, así como por mostrar una fuerte tendencia a presentar conductas autolesivas e ideación suicida, que ponen en evidencia el impacto de uno o varios eventos traumáticos en la cognición, el afecto y la conducta de un individuo.

70

Trastorno de Estrés Postraumático Complejo y Trastorno Límite de la Personalidad La formulación circunscrita de Trastorno de Estrés Postraumático Complejo (TEPTC) en adultos que ha sido desarrollada, validada e incluida en la undécima versión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) ha estimulado la investigación dirigida a diferenciar TEPTC y el Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) tanto descriptiva como empíricamente. Se resumen algunos de los hallazgos empíricos recientes sobre el Trastorno Límite de la Personalidad, el Trastorno de Estrés Postraumático y el Trastorno de Estrés Postraumático Complejo.

71-72

Ver todos los números